domingo, 30 de noviembre de 2014

Aristotle and Dante Discover the Secrets of the Universe - Benjamin Alire Sáenz


Una novela lírica sobre la familia y la amistad del aclamado autor Benjamin Alire Sáenz.
Aristotle es un joven enfadado con un hermano en prisión. Dante es un sabelotodo que tiene una forma inusual de ver el mundo. Cuando los dos se conocen en la piscina, parecen no tener nada en común. Pero mientras las estrellas solitarias pasan tiempo juntos, descubren que comparten una amistad especial... del tipo que cambia vidas y dura para siempre. Y es a través de esta amistad que Ari y Dante aprenderán las verdades más importantes sobre ellos mismos y el tipo de personas que quieren llegar a ser.



La historia empieza en el verano 1987 en El Paso introduciendo a Aristotle, un joven como cualquier otro de quince años que está perdido y no muy a gusto con su vida (sentimientos normales en cualquier adolescente), quien decide ir a nadar (no sabe nadar, que quede claro) y así conoce a Dante, quien se convierte en su mejor (prácticamente en el único) amigo.
El libro continúa mostrando lo diferentes que son las familias de los dos chicos (una silenciosa y la otra demostrativa), pero con el tiempo uno llega a ver que las dos familias son increíblemente perfectas a su modo y con sus excepciones (como el misterio que cubre al aprisionado hermano de Ari, hasta el final del libro se sabe qué demonios hizo para terminar en prisión).
Por ahí de la mitad del libro hay un accidente que casi le quita la vida tanto a Dante como a Ari, pero por cuestiones heroicas solo terminan con múltiples huesos rotos; luego Dante se va por 9 meses mientras ambos se terminan de recuperar de sus múltiples heridas (emocionales y físicas) y es increíble lo frío que Ari puede ser sin que Dante lo mande a la ***.
Es mientras Dante está en Chicago que descubre muchas cosas de sí mismo: que le gusta el vodka y no la cerveza, que la marihuana se siente divertida en su organismo, su preferencia hacia los hombres, cosas así. Mientras Ari experimenta un medio no-romance con una chica mayor y una extraña relación de amistad con Gina y Susi (quienes admite que le agradan hasta muy adelante, pero que se sabe nunca le cayeron realmente mal).
El inicio del fin se da cuando tiene que ir con su distante padre a Tucson a visitar a su enferma tía Ophelia (con quien vivió por una época a los cuatro años). Mientras Ari está en Tucson y Dante cuida de su perra (Piernas), los papás de Ari deciden que es hora de contar qué fue lo que pasó con su hermano (y todos los lectores cantamos "Aleluya" porque finalmente descubrimos lo que pasó).
En ese momento en que todos estaban emocionales es que los padres de Ari deciden obligarlo a enfrentar sus sentimientos y así evitar destruir la relación que tiene con Dante, por lo que él decide dar el siguiente paso y es hermoso leer cómo se quedan simplemente hablando y observando las estrellas.
Al final no descubren muchos secretos sobre el Universo, pero los dos llegan a conocerse a sí mismos y a su familia. Sus historias, aunque ficción, son tan posibles que cualquiera que lea este libro puede relacionarse y descubrir que sus (nuestros) padres son seres que nunca llegaremos a comprender, pero quienes siempre están ahí para nosotros; que los amigos son pequeños universos que merecen ser desentrañados, porque, por más locos que puedan parecer, se quedan junto a uno en momentos realmente extraños, demostrando que son de verdad; que una persona desconocida que aparece en nuestras vidas puede llegar a convertirse en el ser más importante si simplemente se le da la oportunidad... en fin, cada pequeño detalle de este libro lo hacen una obra maestra.
Para llorar, reír, sonreír, gritar de la frustración y pasar por todas las emociones existentes en un ser humano, recomiendo leer este libro, que aunque parezca largo (más de 300 páginas) se termina encogiendo con cada palabra y al final se desea seguir leyendo y que nunca acabe.

Si los rumores son ciertos y Alire Sáenz está escribiendo la versión de este libro contada por Dante, moriré de la felicidad y quienes me conozcan me escucharán chillar como loca que las estrellas se han alineado y traerán la felicidad a este mundo (no es broma).

Calificación: todas las estrellas del universo.

Y... momento feliz:

No hay comentarios:

Publicar un comentario